Primate pierde ambos brazos después de electrocutarse en una línea defectuosa.

Jessie el mono Samango fue rescatado en Haenertsburg, Sudáfrica. Se había electrocutado por una línea defectuosa y sus brazos tuvieron que ser amputados. Fue rescatado por Vervet Monkey Foundation tras conseguir llegar a casa de una anciana. Este es el reconfortante momento en el que un mono que ha perdido ambos brazos juega en los árboles. Salta de rama en rama, se toma una pequeña siesta y toma su comida. También corre, se cuelga boca abajo con sus pies y se asoma a los alrededores. Los Samangos son criaturas muy versátiles y se aclimatan rápidamente a las  lesiones ( en este caso gravísimas ) que surgen en su vida. Come…